Cocina integrada en el salón: ventajas y consejos

Por ASG Homes | |

Cocina integrada en el salón: ventajas y consejos

¿Es posible que una cocina quede bien integrada en el salón, en todos los aspectos? Sí, lo es y vamos a desarrollar cómo se puede conseguir tanto a efectos estructurales y de diseño como de organización y uso de ambas estancias.

De un tiempo a esta parte, ya hace años, cada vez más vemos la integración de la cocina en el salón como una primera opción. Los motivos son variados y depende de las familias o personas que habitan en los hogares y es que si hay algo que une y que genera “hogar” es tener una cocina que forme parte del salón. Eso sí, debe hacerse bien, correctamente y así conseguir que ambas estancias (cocina y salón) tengan su propia entidad a la vez que formen un pack completo y puedan seguir desarrollando sus funciones principales sin restarle un ápice a la otra.

La cocina es uno de los espacios de las casas donde más vida se hace. Nos pasamos más de un año y medio de nuestra vida sólo, cocinando. A eso habría que añadir el tiempo que pasamos con tareas propias de la cocina (limpiar, ordenar, abastecer nevera y despensa, preparar un café…). Por supuesto, desde hace alguna décadas en las que se incluyeron mesas y sillas a modo de pequeños comedores en ellas, el tiempo en la cocina aumentó notablemente ya que las comidas se hacían allí.

La cocina es el punto de encuentro entre familia, amigos, visitas, habitantes de la casa… Mucho de lo más importante de la casa pasa en la cocina.

Seguido de ella, en nivel de tiempo de permanencia tenemos el salón. El salón es esa habitación en la que descansamos, nos relajamos con un libro o una película después de un intenso día de trabajo, nos sentamos a charlar con amigos o nuestros familiares o simplemente, estamos.

Con la evolución de la arquitectura, el desarrollo inmobiliario y la edificación de pisos de otras dimensiones, ya no contamos con esos salones y comedores inmensos que nuestras abuelas solo abrían para las grandes ocasiones (nochebuena y Navidad). Ahora cada centímetro de casa es hogar, es habitable y hay que aprovecharlo.

Bajo el objetivo de hacer viviendas cada vez más funciones y útiles, se ideó la opción de integrar la cocina en el salón y que entre ellos (cocina + salón) se crease una sola estancia más grande, más espaciosa y más cómoda. Se aprovechaba así más el espacio y se hacía una convivencia más hogareña.

Ventajas de cocina y salón unificado

Unificar cocina y salón tiene como todo en la vida, ventajas y desventajas. Si la vivienda ya viene preparada así, seguramente esté todo mejor diseñado en estructura y se habrá realizado con la premisa de aprovechar al máximo el espacio y/o la luz natural. ¿Qué ventajas tiene?

Sensación de amplitud

Sin duda alguna, esta es la mayor y mejor ventaja. Pasarás de tener una cocina y un salón más reducidos a una gran estancia en la que seguro, tendrás la sensación (y será realidad) de que te sobra espacio.

Tu perspectiva y la de todos los que estén será la de amplitud y libertad, algo que no ocurre tanto cuando hay muros de cocina.

Además, si la decoración de ambas estancias tienen como base el blanco, no dudes que esta sensación será aún mayor.

Comunicación y supervisión

Una cocina integrada en el salón te va a proporcionar la posibilidad de tener mejor comunicación con tus invitados así como con los miembros de tu familia. Mientras estás preparando la cena por ejemplo, puedes mantener una conversación con quien esté en el salón.

De igual forma, si tienes hijos pequeños, puedes estar más atento a ellos mientras realizas cualquier tarea en la cocina o viceversa. Es una gran oportunidad para gozar de tranquilidad sabiendo que todo está bajo control.

Decoración uniforme

Cuántas veces nos encontrábamos en el pasado que la decoración de la cocina no estaba “acorde” al salón… Aunque esta situación ya no se da sobre todo en viviendas de obra nueva porque se trata de ofrecer además una imagen compacta y homogénea en cuanto a calidades, la realidad es que tener una decoración unificada por una sola estancia es más fácil, funcional y también atractiva.

A quién no le gusta que todo sea armonioso y esté bajo los mismos parámetros de decoración y estilo.

Desventajas de la cocina integrada en el salón: soluciones

Además de estas y otras ventajas que ofrece la opción de tener la cocina integrada en el salón, también por supuesto hay alguna que otra desventaja que lejos de esconderla, queremos reseñarla para que así además, ofrecer soluciones.

  • Olores y humo

Este es sin duda, el mayor de los problemas que puede originar que un salón y una cocina estén integrados. Eso sí, con el paso de los años se ha conseguido minimizarlo al máximo y en obras nueva como Residencial Argos 2, ya está más que optimizado.

El tip está en la ventilación de la cocina tanto natural como mecánica. Con una buena ventana en la parte de la cocina, conseguirás ventilar el espacio siempre que necesites y conseguir que olores y humo desaparezcan.

Además, incluyendo una potente campana de extracción, estará el problema más que resuelto. Además, actualmente las campanas extractoras son silenciosas y de diseño.

  • Ruidos de electrodomésticos

Este es otro de los grandes “problemas” que podría suponer una cocina integrada en el salón pero realmente, ya no existe. Los electrodomésticos actuales y modernos ya no emiten ruidos ni sonidos fuertes. Además, con controles remotos a través del móvil y con los temporizadores pueden usarse cuando no estamos en casa evitando así que se mezclen los ruidos con nuestra vida tranquila al llegar de trabajar o durante la mañana.

Desde ASG Homes apostamos en algunas de nuestras promociones por esta tipología de distribución y es que sabemos que en determinadas circunstancias y para algunos de nuestros clientes es la elección más buscada. No dudes en visitarnos y conocer nuestras promociones disponibles.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.

Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.