Distribución inteligente para crear hogar

Por ASG Homes | |

Distribución inteligente para crear hogar

Una casa, por sí sola es eso, una casa pero no un hogar. Para transformar una vivienda en un hogar hay que tomar determinadas acciones que hagan que ese espacio aporte calidez y todo lo necesario para crear un espacio confortable y saludable. ¿Cómo conseguirlo? Además de con la vida que hagamos en el espacio, con detalles y sobre todo con la decoración que escojamos y la disposición de los elementos.

La importancia de la distribución en una vivienda

La distribución que hagamos de nuestra casa es fundamental para dotarla de una calidad que la convierta en hogar. Es fundamental que el espacio esté bien repartido y distribuido. Necesitamos hacer que cada rincón sea útil y esté optimizado.

Sin una buena distribución estamos generando una pérdida de energía, de espacio y de rentabilidad de la vivienda. Por lo tanto, lo mejor es contar con una distribución inteligente que nos ayude a vivir cómodamente.

Si estás pensando que todo depende de las dimensiones de tu casa para conseguir que sea un hogar saludable, no es así exactamente. Lo que más aporta a una vivienda es la distribución. Hay casas muy grandes que están muy desaprovechadas y no hay manera de convertirlas en hogar y otras de reducidas dimensiones que bien organizadas y dispuestas, son un auténtico relax y espacio confortable muy hygge.

Tanto si ya vives en tu casa como si estás por entrar, piensa bien en la distribución que quieres para tu hogar. Si no te ves muy ducho en ello, puedes contar con la ayuda de algún decorador especializado / arquitecto que seguro sacará el máximo rendimiento de tu vivienda. Puedes tirar muros, crear habitaciones donde no estaban pensadas o incluso, ni siquiera es necesario y solo con redistribuir los usos de los espacios y colocar piezas claves es suficiente.

¿Dónde pasamos más tiempo en casa?

Para conseguir una buena distribución lo primero es enumerar los usos de cada una de tus estancias. A veces actuamos por inercia sin pensar bien qué uso le damos a cada espacio. Un buen ejemplo de esta situación es que siempre queremos dormitorios de amplias dimensiones pero, en realidad, estas habitaciones tienen un uso muy delimitado y solo pasamos en ellas las horas de sueño / para dormir ¿por qué entonces destinar tanto espacio a las mismas y quitárselo a otras en las que hacemos más vida?

La lógica de uso debe imperar en la distribución de las habitaciones y estancias. Pensemos siempre que el mayor tiempo lo pasamos en el salón, en la zona de estar y por supuesto, en la cocina. Hagamos que estas sean más espaciosas y así la casa tendrá una distribución más lógica.

La luz natural

Igualmente deberemos hacer con la luz solar. Si en nuestra casa está limitada, ¿necesitamos ese sol en los dormitorios o es mejor que el sol ocupe el espacio donde vivimos más como el salón y la cocina? La orientación que tenga tu vivienda es fundamental para este detalle pero puedes aprovechar lo que tengas con la disposición de tus habitaciones y dentro de ellas, la ubicación de tus muebles según su uso y destino.

Espacios “muertos” y perdidos

Dependiendo de las dimensiones de tu vivienda es muy importante pensar si necesitamos o no ciertas dependencias o mejor reutilizar ese espacio. Los recibidores son esos espacios a los que nos referimos, por ejemplo. Un recibidor es una gran idea cuando tenemos una vivienda muy grande y podemos destinar ese espacio a un uso “de paso o de recibimiento” pero si la vivienda es más pequeña, mucho mejor redistribuir el espacio para dar un uso más útil a cada metro.

Si vas a tener recibidor, aprovéchalo para que sea bonito, útil (con un espejo grande y con espacio para dejar llaves y bolso y brille con el protagonismo que merece. Si no lo vas a tener, quizás esos metros se pueden convertir en otro lugar en un coqueto lugar de trabajo integrado en el salón pero separado gracias a la decoración especial.

Otro de los tips más utilizados para conseguir que las distribuciones sean lo más óptimo posible son las que son abiertas por ejemplo, el caso de unir salón y cocina en espacios integrados. Así optimizamos hasta cada metro y centímetro de nuestra vivienda y conseguimos tener una vida más unida en espacios diáfanos.

Los espejos y puertas de cristal para separar estancias también te van a ayudar a generar una sensación de amplitud que potenciará el uso conjunto de espacios optimizando cada metro. Ahora con los estilos de decoración industrial se lleva mucho esta posibilidad y hay auténticas maravillas a la hora de decorar con puertas correderas de cristal.

Sin duda alguna cada vez pasamos más tiempo en las viviendas y debemos optimizar cada rincón de las mismas para sacarles el máximo partido. Si necesitas asesoramiento para tu vivienda adquirida con nosotros, nuestros equipos de Asg te van a ayudar para potenciar tu nuevo hogar.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.
Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.