Hipoteca fija o variable

Por ASG Homes | |

Hipoteca fija o variable

Vas a comprar una vivienda y tras saber qué necesidades tienes que cubrir, qué zona quieres y qué tipología de vivienda, viene uno de los pasos y decisiones más complicadas… La hipoteca. Debes visitar bancos, buscar y analizar diferentes hipotecas para poder elegir el mejor préstamo hipotecario para tu escenario. Sabes que hay diferentes tipos de hipoteca pero, ¿qué elegir? Hipoteca fija o variable. Veamos las diferencias para que puedas tomar una decisión más acertada.

En este 2020 que ahora llega a su fin y el próximo 2021, el entorno de las hipotecas va a sufrir algún que otro cambio motivado por el escenario económico. Es un gran momento para adquirir esa vivienda que siempre has querido y cuya decisión dejaste en suspenso por la pandemia. Entonces… ¿qué elegir?

La hipoteca es esa decisión que llevarás contigo durante un largo periodo de tiempo. Muchos, muchos años estarás atado a esa cuota mensual a cambio de la cual tendrás tu hogar o tu inversión en modo vivienda. Uno de los puntos a tener en cuenta dentro de la elección de una hipoteca es si esta debe ser fija o variable. Para los que están ante su primera compra, seguramente se hace grande hasta saber las diferencias entre estas dos tipologías. Vayamos por partes:

Hipoteca fija

Una hipoteca está sujeta al valor marcado por el Euribor (índice de referencia de la mayoría de las hipotecas en España). Este es el dato que hace que se elijan hipotecas fijas o variables.

Una hipoteca a tipo fijo es aquella que durante toda su vida activa tiene un tipo de interés fijo. No va a modificarse ni cambiar según las fluctuaciones del Euribor. Siempre, desde el comienzo hasta el final, tendrás la misma cuota mensual y el coste total de la hipoteca.

Tu pago total no va a cambiar por ningún motivo y te será indiferente si suben o bajan los mercados. 

La mayor características de las hipotecas fijas es que el plazo de amortización nunca va a superar los 30 años (son más reducidas que las variables) pero por el contrario tendrás más tranquilidad ya que sabes que siempre vas a pagar lo mismo sin cambios imprevistos. Puedes planificar más tus gastos aunque no te beneficiarás de posibles bajadas de los tipos de interés.

Si tu caso es que puede que tengas la oportunidad de liquidar tu hipoteca antes del plazo total o en un corto periodo de tiempo, te recomendamos la hipoteca variable y no la fija que te grabará más la liquidación.

Hipoteca variable

Por el contrario, las hipotecas de tipo variable son aquellas en las que la cuota mensual y el coste total de la hipoteca variará según el Euribor y los interés cambiantes de la economía general.

La revisión de una hipoteca variable se realiza cada seis meses y según esa revisión la cuota mensual puede verse incrementada o reducida. Estos cambios serán motivados por los índices de referencia como el Euribor, el irpf de los bancos, el irpf de las cajas de ahorros o el de la deuda pública entre otros parámetros a tener en cuenta.

En cuanto a características extras de estas hipotecas es que el tipo de interés es más bajo de forma habitual y los plazos de amortización más amplios llegando a cuarenta años o más.

Ahora ya puedes tomar una decisión más acertada de qué tipo de hipoteca elegir. Un paso más en tu elección de vivienda y para crear tu hogar.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.
Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.