Plantas de interior que no necesitan luz natural

Plantas de interior que no necesitan luz natural

La elección de las plantas para nuestra casa es casi un arte. Una buena maceta colocada en un lugar estratégico puede representar un antes y un después en nuestro hogar. Decorativamente hablando, las plantas son clave para generar un entorno único, especial, habitable y confortable.

Eso sí, es importante su elección y no solo a nivel decoración y estético sino que deben cumplir con los requisitos de ambiente, de la luz que vayan a necesitar, del cuidado que podamos proporcionarle… Una planta es un ser vivo que necesita de cuidados y tratamientos especiales que deben estar adecuados a nuestra forma de vivir y también al espacio que vayan a ocupar.

Plantas de interior… ¡No existen!

Cuando vamos a comprar las plantas para nuestra vivienda lo que siempre pensamos es en que necesitamos “plantas de interior” porque son para dentro de casa pero si lo pensamos con lógica, no existen plantas de interior. En la naturaleza, todas las plantas están en el exterior, en plena naturaleza y viven bajo esas circunstancias.

Por lo tanto, hay que pensar que una planta de interior como tal, no existe. Debemos buscar aquellas que necesiten de menos luz natural para que así puedan aguantar más dentro de casa.

Eso sí, no olvidemos que si algo tiene la naturaleza es capacidad de adaptación y que si ponemos una planta dentro de casa y la cuidamos con mimo y cariño conseguiremos que se adapte a las circunstancias de nuestro hogar y que viva allí por largo tiempo y de hecho, crezca sana y fuerte.

Lo importante es en primer lugar que elijamos entre las clases de plantas que menos luz y aire necesitan. ¿Cuáles son estas?

  • Drácena Limón: muy resistente y fácil de mantener. Aprovéchala para los pasillos y esos lugares en los que circula mucha gente.
  • Potos: ¿quién no ha tenido un poto en casa? Tienen un aguante muy alto y pueden servirte para exterior pero su comportamiento en interior es excelente.
  • Costilla de Adán: también es muy fuerte y no necesitará de grandes dosis de luminosidad para seguir creciendo.
  • Menta: aunque parezca que no, la menta no necesita de muchísima luz y puede sobrevivir bien. Es una planta perfecta para ubicarla en la cocina porque además dará un aroma único.
  • Begonias: si te apetece además de una planta tener flores, las begonias son lo más apropiado. Su floración es muy densa y atractiva y además no necesita de demasiada luz y puede sobrevivir en ambientes de poca luz.
  • Violeta africana: otra de las plantas con flor que son muy fuertes y aguantan mucho sin demasiada claridad – luz. De hecho, al ser originaria de zonas cálidas agradece y mucho estar en interiores más frescos. Eso sí, tiene que ser la violeta africana, no la violeta normal que sí es más sensible.
  • La cinta: o también llamada malamadre vive allí donde la pongas y además, crece y crece. Con sus hojas verdes extensas es una de las plantas más duraderas y de la que además puedes sacar otras plantas al plantar sus propias hojas.
  • Ficus benjamina: es una de las plantas más bonitas y que más nos gustan para un interior. Por su aguante no habrá ningún tipo de problema ya que además de poca luz necesita también poco agua. Y lo que más te enamorará de ella es que tiene un verde intenso maravilloso.
  • Lirio de paz: es esa planta que tiene una hoja blanca como si fuese medio cono y con un centro de de semillas preciosa. Sus flores son bellas y sus hojas verdes, también. Hace honor a su nombre y proporcionará mucha paz y armonía.

Sin duda, tu casa vivirá un gran cambio si la dotas de plantas que puedan sobrevivir al interior. Es una maravilla contar con vida dentro de casa y disfrutar de ella.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.
Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.