El cambio de armario de verano a otoño

El cambio de armario de verano a otoño

Ha llegado el momento. A todos nos cuesta dejar el verano atrás pero siempre llega ese día en el que empiezan a bajar las temperaturas y hay que ir pensando en hacer el cambio de armario: fuera los bañadores, las camisetas de tirantes y los pantalones cortos y hola a jerséis (de diferentes grosores y tipologías), pantalones largos e incluso, algún pañuelo – foulard (que después serán bufandas). Hay que adaptar nuestro armario a las nuevas temperaturas.

Para que este proceso no sea un caos y además saques el máximo partido a tu espacio de almacenamiento, traemos algunos tips y consejos con los que seguro, te será más fácil y llevadero este momento por el que la gran mayoría pasamos como mínimo, un par de veces al año.

Consejos para realizar un cambio de armario fácil y ágil

Planifica el cambio

Una buena planificación es básica para tener nuestro armario cambiado a tiempo, ni antes ni después. Todos estamos muy ocupados y lo vamos dejando para el último minuto. De repente un día entra el frio, no tenemos nada organizado y tendremos que vestirnos haciendo malabares y pareceremos primos de un payaso lo que nos hará no estar cómodos. O lo que es peor, salir a comprar ropa urgente y realizar un gasto innecesario.

A mediados – finales de septiembre (dependiendo de dónde vivas y el clima que tengáis) dispón de medio / un día para hacer el cambio de armario.

Aprovecha para limpiar el espacio

Un armario limpio es lo mejor para salvaguardar la ropa y también a nosotros mismos de virus, gérmenes, polvo, ácaros, etc. El momento de cambio de armario es el más adecuado así que a la que sacas la ropa de verano y antes de poner la de invierno, haz una buena limpieza del espacio.

Sé prevenido, piensa en el siguiente cambio

Ten en cuenta que en pocos meses estarás haciendo el cambio a la inversa y estarás con la misma prisa y pereza que ahora. Mejor guardar la ropa limpia, planchada, bien doblada y en bolsas al vacío que garanticen su buena conservación.

Aprovecha al máximo el espacio

Ahora que vas a tener el espacio vacío entre que sacas la ropa de verano y pones la de otoño – invierno, puedes replantearte alguna nueva fórmula de orden y organización para optimizar el espacio. Opciones en el mercado para sacar el máximo partido a cada centímetro de tu armario no te van a faltar.

Orden, siempre orden desde el inicio

Por supuesto, el orden es primordial y no solo en tu armario sino en toda tu casa. Olvida y que no existan en tu horizonte los armarios caóticos y desordenados en los que no solo no se encuentra nada sino que además la ropa se estropea y termina en el olvido.

El orden se trabaja día a día. Una vez que se coloca todo bien, hay que hacer el esfuerzo (y es algo educacional) de mantener un buen orden de forma constante con pequeños gestos diarios.

Ahora ya es el momento de ponernos manos a la obra con el cambio de armario de verano a otoño. Toca sacar las prendas más gustosas y calentitas. Un tip para tu próxima casa nueva: que tenga buenos armarios muy polivalentes.

 

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.

Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.