Colores cálidos para casas mediterráneas

Colores cálidos para casas mediterráneas

Las casas mediterráneas son un auténtico lujo para la vida. El mar, su brisa, su aroma y su sonido son las mejores claves para una vida tranquila y que nos aporta un extra de salud. Sin duda alguna, el Mediterráneo es uno de nuestros grandes tesoros y los afortunados que viven a sus orillas pueden gozar de una vida extraordinaria. Para las casas que se ubican en estas localizaciones, siempre hay un denominador común a la hora de elegir la decoración y es que siempre, el entorno, hace mucho en cuanto a los colores y las texturas.

Obviamente, cada uno puede y debe elegir el estilo decorativo que más se asemeje y represente a su personalidad pero si algo hace el Mediterráneo es aportar un entorno de tranquilidad que podemos no solo respetar sino también potenciar con nuestra decoración de casa.

Los colores cálidos para el Mediterráneo

Los colores son lo que más hacen a nuestra decoración y tienen la capacidad de convertir un espacio normal en uno excepcional. El hogar se hace viviéndolo y para ello, tiene que estar a nuestro gusto y ser ante todo, confortable.

El color es vida y según el que elijamos estaremos trasladando y potenciando un sentimiento y emoción más que otra. Bien es sabida y conocida actualmente la colorterapia y es que es cierto que cada color tiene un efecto sobre nuestro estado emocional.

Los colores cálidos son los más adecuados para todo tipo de viviendas en las que queramos transmitir y recibir paz, nos ayudan a calmarnos y que encontremos en casa ese oasis que todos necesitamos para reconectar.

El blanco es el color principal que tenemos en decoraciones donde el objetivo es la luminosidad, la calma y el relax. El blanco como base nos ayudará a poder construir un entorno de luz y dimensionado sin estridencias.

A partir de una base blanca en toda nuestra vivienda ya solo es añadir detalles decorativos partiendo de una gama de colores y tonalidades que nos definan a nosotros, al entorno y al espacio.

Con el blanco todo pega y todo combina bien así que… ¿qué podemos añadir?

Según tus gustos y la ubicación de la casa podríamos elegir tonos azules. Si tu vivienda está a pie de playa es vacacional por ejemplo, el mar puede ser tu mejor aliado y esa decoración cálida, templada bañada con celestes y algún toque azul más intenso será una maravilla.

El lino puede ser tu material principal y seguro que disfrutarás de unas combinaciones exitosas con madera y escayola.

Añade alguna planta para dotar de vida extra tu vivienda y que se convierta en un hogar que vive y respira por si solo.

Blanco, azul, celestes, madera y verde de plantas… Tienes el puzzle formado para disfrutar de los rayos del sol y la brisa del mar mediterráneo.

Otros colores para viviendas mediterráneas

Pero una vivienda a orillas del mar mediterránea no solo tiene que limitarse al azul y sus tonalidades.

Como decíamos, si juegas con el blanco de base puedes ir añadiendo colores o bien a la casa entera o por estancias. El marrón y sus tonos, el beig, tierra, rojos cálidos y/o verdes… así incluso como alguna nota de amarillo en un elemento clave también son colores que crean una atmósfera de relax y tranquilidad.

De hecho, estos tonos quedan muy bien en combinación con la madera y para viviendas que se viven más a diario.

Juega con las alfombras, las cortinas, los cojines y los detalles decorativos. En los dormitorios la ropa de cama será el mejor elemento complementario que dará fuerza visual a tu vivienda.

Una casa mediterránea ya tiene suficiente personalidad con el entorno y con la vida que le deis. Cuanto más fresca y luminosa sea, más tranquilidad os aportará. Solo es cuestión de dar con el color adecuado para construir vuestra historia.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.
Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.