7 consejos para elegir el mejor préstamo hipotecario

7 consejos para elegir el mejor préstamo hipotecario

Uno de los puntos que más nos preocupa a todos a la hora de comprar una vivienda es la elección del préstamo hipotecaria. Empleamos mucho tiempo y energía en la búsqueda y comparación de estos préstamos. Y es que de una forma u otra, estaremos ligados a ellos durante un largo tiempo e incluso, llegarán a modificar nuestras vidas. Eso sí, siempre es una buena señal hacernos con uno de estos préstamos hipotecarios porque significa que estamos dando un nuevo y bonito paso: la compra de una vivienda.

Para que no tengáis que lamentar un posible error cuando ya no se puede hacer nada (al estar todo firmado y decidido), creamos este post con diferentes tips y claves que os ayudarán a la hora de elegir un préstamo hipotecario. Opciones en el mercado no os faltarán, lo importante es saber elegir bien y no porque lo diga la gente sino porque realmente sea el préstamo hipotecario que más y mejor se adapta a vuestras necesidades.

1. Sé realista con tu situación

El momento más complicado derivado de un préstamo hipotecario ocurrirá si no somos realistas con nuestra situación y consideramos que estamos por encima de nuestras posibilidades. Lo mejor es ser realistas y evitar sufrimientos posteriores.

2. Analiza, busca, compara… es todo un ejercicio

Buscar un buen préstamo hipotecario es todo un ejercicio al que deberás dedicarle tiempo, energía y recursos. No lo dudes, no te quedes con lo primero que aparece y hazte con una buena tabla

3. Que te hablen en tu idioma y entiendas el producto

A menudo mantenemos conversaciones extensas con los agentes bancarios y no entendemos nada de lo que nos dicen (están entrenados para ello). Pregunta y re pregunta todo lo que necesites, pídeles sin tapujos que te hablen en tu idioma. Lo fundamental es que entiendas todo y no haya letra pequeña que luego suponga una sorpresa.

4. Estipula tu capacidad de endeudamiento

Este punto está muy relacionado con el primero pero hay que remarcar que debes tener claro, a partir de tu situación real, qué capacidad de endeudamiento tienes. Si no eres sincero contigo mismo pasará que te endeudarás más de la cuenta y luego vendrán los momentos complicados. No hay ninguna necesidad.

5. Contempla otros gastos y comisiones

En todo proceso de dar de alta y comenzar con una hipoteca, hay otros gastos que a veces no los tenemos en nuestro horizonte pero que nos hacen un auténtico descalabro en nuestros planes. Contempla todo lo que puede ocurrir como notaría, gastos de gestión, etc.

6. Somos de euros

¿Recuerdas la moda de hipotecas en otras divisas? Bien, pues ya pasó y ya se comprobaron los problemas que daban. Si vives en euros, que tu hipoteca sea en euros.

7. Escucha opciones y experiencias cercanas

Ojo y cuidado con las opiniones cercanas. Está genial y es necesario que preguntemos a nuestro entorno y estemos al tanto de las hipotecas en las que otros han confiado y veamos qué tal les ha funcionado pero, siempre con distancia y tomando buena nota de las diferencias entre sus casos y el nuestro.

Si vas a solicitar un préstamo hipotecario, ya tienes más información de qué es lo más importante a tener en cuenta en el primer paso de la búsqueda. Luego vendrán más aspectos burocráticos y propiamente de la hipoteca pero lo primero, es hacer tu check list y ponerte manos a la obra con la búsqueda.

Seguimos cerca de ti

En casa, seguimos cerca de ti.
#EstamosATuLado.

Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.